Al terminar la Primera de las Guerras de la Luna, las Trillizas fueron forjadas y enviadas a diferentes regiones del mundo. Un tiempo después, volvieron a reunirse...

La Edad de los Hombres

La Historia de las Trillizas



     
     
 

Muchos años antes de que los Caballeros Elegidos de Golöel liberaran al Demonio Resentido de la Runa que le mantenía preso, mucho tiempo antes de que la Leyenda de Golöel fuese escrita entre las líneas del tiempo, donde hasta el destino debe obedecer lo que le es ordenado, fueron forjadas tres preciosas espadas. A éstas se las llamó las Trillizas, pues fueron tres espadas idénticas, forjadas a partir de las esquirlas de metal y restos de roca que sobraron tras el trazo de la Runa que ataría a Golöel en la Gran Roca durante los doscientos cuarenta años siguientes...

Cuenta la Leyenda que el poder de la Runa que ataba al Demonio, tan solo podría romperse si el material con que el Herrero Rúnico había escrito una vez sobre la Gran Roca, junto con aquellos pedazos que se habían desprendido del trazo, se colocaban donde la Runa permanecería todo ese tiempo, castigando al Demonio por las desgracias causadas... Así, fueron forjadas las Trillizas, a partir de la aleación que resultó de fundir las herramientas del Herrero Rúnico y las esquirlas y trozos de la Roca que se desprendieron...

La Leyenda siempre habló de que algún día, un hombre, uno que portara la sangre de aquel que venció al Demonio Resentido, sería quien traería de vuelta a las Trillizas a la Gran Roca, donde su Señor lo esperaría. Allí las Trillizas serían fundidas, y la aleación de sustancias que de ello se obtendría, fluiría sobre el trazo de la Runa que lo mantenía preso, solidificándose y tapando el antiguo bajorrelieve que el Herrero Rúnico escribió al terminar la Primera de las Guerras de la Luna...

Pero antes de que esto ocurriera, y en un vano intento por evitarlo, cada una de las Trillizas fue entregada a uno de los Grandes Reyes que participaron en la Guerra de la Roca, que se las llevarían como trofeo por la victoria, separándolas y guardándolas, evitando así que fueran reunidas de nuevo...

Siglaia fue entregada a Tirian, Rey de los elfos, que se la llevó consigo a los Reinos Elfos de Eleanor, donde el destino querría que fuera perdida y más tarde devuelta al Antiguo Continente...

Alaia fue entregada a Belean, el Héroe de los hombres, a aquel que derrotó a Golöel en combate singular, que partió de vuelta a sus tierras, y empuñándola, las unificó y las convirtió en su Reino...

E Íkaia, que fue entregada a Ithrik, Rey de los enanos, aquel que escribió la Runa sobre la Gran Roca, atando al Demonio Resentido en su interior, que la guardó por mucho tiempo en sus arcas, sin ser utilizada, hasta que, aterrado, se quitó la vida cuando ésta fue robada...

 
 

Sigalaia, la Trilliza entregada al Rey de los Elfos

Del Camino que siguió Siglaia, la Trilliza, hasta alcanzar su Destino...

 

 
 

Alaia, la Trilliza entregada al Héroe de los Hombres

Del Camino que siguió Alaia, la Trilliza, hasta alcanzar su Destino...

 

 
 

Íkaia, la Trilliza entregada al Rey de los Enanos

Del Camino que siguió Íkaia, la Trilliza, hasta alcanzar su Destino...

 

   
   
   

 

 

Cada una de las Trillizas siguió un camino, desde que fue forjada hasta que fue fundida, cuando su Destino hubo llegado. Cada uno de estos caminos que siguieron las Trillizas por el Mundo, fueron observados por alguien, y en ocasiones, detallados...

Mapas de Mi Mundo

 

La Historia de las Trillizas

 

Las Trillizas fueron forjadas al terminar la Guerra de la Roca, y separadas para evitar que su destino llegara a cumplirse. Mucho tiempo después, alguien logró reunirlas...

La Leyenda de Golöel

 

 

 

     
Mi Blog | Fuentes | Contacto
Volver al Inicio
Creative Commons License